Hoy tenemos una de las mejores recetas, sana y rápida por lo que es ideal para comer o cenar si no tenemos mucho tiempo para cocinar.

 

Esta salsa de tomate casera nos puede acompañar una pasta, arroz integral, quinoa, bulgur o espagueti de calabacín como si fuese una receta de tomate frito casero porque los tomates secos y los dátiles nos aportan un sabór dulzón como si estuviese cocinada y aportando todos los beneficios de consumir alimentos crudos como las vitaminas en su estado natural.
La cocción de alimentos alteran químicamente los nutrientes, por eso es aconsejable para aprovechar al máximo las propiedades de los tomates y dátiles consumirlos sin concción. La vitamina C presente en los tomates es sensible a la temperatura además de a la luz y oxidación. La salsa de tomate frito o cocida la podemos consumir puntualmente porque nos aportan más  licopenos.
Por otro lado, la vitamina C presente en los tomates al cocerse se convierte en licopeno que tiene una gran capacidad antioxidante también, por eso desde PlanVeg recomendamos alternar la salsa en su versión cocinada con la cruda.

Si la combinamos con espaguetis de calabacín obtendremos un plato crudo de fácil digestión.

 

Cómo hacer Salsa de tomate casera. Receta.

Salsa tomate crudivegana (para 4 personas):

Ingredientes

Opcional: Ajo crudo o negro.

Cuadro nutricional

Carbohidratos 39 g
Proteínas 8,6 g
Grasas 1,8 g
Fibra 9 g
Colesterol 0 g
Vitaminas: B3, B1 B5, A, C, K
Minerales: Cobre, hierro, manganeso, potasio, fósforo

 

 


El propietario de esta web participa en el programa de afiliados de Amazon EU, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces a Amazon.es. Amazon y el logo de Amazon son marcas registradas de Amazon.com. Inc. o sus afiliados.

 

 

Summary
recipe image
Recipe Name
Salsa de tomate casera en 30 segundos
Author Name
Published On
Preparation Time
Average Rating
51star1star1star1star1star Based on 7 Review(s)